13 de marzo de 2011

Eros y egos (Madrid)


    Hay que ir. El viernes 25 de marzo se presenta en la galería La Zúa (C/ Luisa Fernanda, 19), el nuevo y extraordinario trabajo de Eduardo Scala, Repetición de Ajedreces y Arte de Amor. Estará expuesto hasta el 7 de abril. Se trata de la obra que mejor refleja la poética paradójica del ajedrez: el tablero como conflación de eros y egos. Junto con el profesor Fernando R. de la Flor, he realizado un prólogo a este maravilloso conjunto edificado sobre la circularidad del 8: en los 64 abriles del poeta aparecen 32 ejemplares de una obra compuesta por 16 láminas xerografiadas. 16 soportes de meditación que registran el trazado tembloroso de su mano y la tipografía Futura de Paul Renner. Poesía visual-verbal ―VisualabreV, como dice el poeta― que estará expuesta hasta el 7 de abril.

    La imagen del ajedrez como escenario de una lucha de egos convive, desde los orígenes de su literatura, con sus opuestos aparentes: la realización de la unión amorosa en el damero y el proceso de seducción durante la partida. Se trata de dos cosmos, el egótico y el erótico, que al cohabitar el espacio simbólico que genera la potencia metafórica del rey de los juegos, están postulándolo como contexto de resolución de contrarios, como verdadero espacio de realización de la Aufhebung. Así, en el trance de la partida se dirimen cuestiones de orgullo y de seducción, de pugna y alianza, sin menoscabo de la una por la otra. Entre los jugadores, la violencia codificada sobre el tablero actúa paradójicamente: como fuerza de destrucción del contrario y, a la vez, como fuerza de seducción, de atracción amorosa.         
   Esa tensión simbólica es la que recupera E. Scala para esta obra, cuyo título ―Repetición de Ajedreces y Arte de amor― es peculiar retruécano del incunable de Lucena, Repetición de Amores y Arte de Axedrez (Salamanca, c. 1497). La caja-libro de Scala se compone de tres partes: Repetición de Ajedreces/Ju-egos; Arte de Amor /Dam-eros; y Salamancajedrez. Ju-EGOS consta de seis imágenes especulares en las que se establece una guerra de pro-nombres. Dam-EROS lo conforman tres estampas cuya protagonista es la palabra anagramática dama (DAMA-AMAD). Salamancaajedrez cierra el círculo en perfecta simetría, pues son 88 los arcos de medio punto que componen la Plaza Mayor de la ciudad donde sale a la luz el incunable de Lucena. Poesía visual-verbal, una edición muy cuidada, y una galería con un gusto exquisito. Hay que ir.